Por qué valorar la compraventa con una inmobiliaria.

Por qué valorar la compraventa con una inmobiliaria.

1) En un mercado en el que los potenciales compradores cada vez son menos, conviene dejar la gestión de la compraventa en manos de inmobiliarias profesionales, sobre todo, a la hora de fijar el precio al que puede hacerse la transacción.
Si usted es un vendedor, o como se dice por estas tierras “el dueño del caballo”, no tiene sentido ponerle el nombre que a usted le parezca, es decir, un precio alto pensando en que ya tendrá tiempo de bajarlo. Esa mentalidad se corresponde a un mercado “alcista” propio de la situación de hace más de dos años. Poner un precio demasiado alto conlleva directamente al descarte de la propiedad por precio. En la situación del mercado actual, conviene ser realista y, poner un precio que permita vender su propiedad más rápido, que además significa un ahorro desde el punto de vista de evitar bajadas de precios en un futuro.

2) ¿Cómo saber qué precio poner a su propiedad? En un mercado saturado de ofertas de venta, en el que no se volverá a obtener las rentabilidades de épocas pasadas y la propiedad ha dejado de ser un medio para enriquecerse, proponemos fijar un precio de venta en torno a la valoración que le entregaremos al firmar el contrato de gestión de venta. Con ese contrato, debe saber que sólo cobraremos nuestra comisión si finalmente vendemos la propiedad. En todo caso, corremos con todos los gastos en los que se incurra durante el periodo de venta (personal, seguros sociales, publicidad, gastos generales de gestión de la empresa, desplazamientos…)

3) Una vez fijado el precio de venta, es de suma importancia seleccionar con cuidado al futuro comprador, sobre todo, ver su perfil económico, laboral y si tiene los ahorros suficientes. Por regla general, los bancos nunca ofrecerán más del 80% del valor de la tasación para desarrollar obra nueva o para la compra de vivienda edificada, a lo que habrá que sumar los gastos de la adquisición de la propiedad si ésta es para desarrollar obra nueva. En cualquier caso, la compraventa conlleva unos gastos fiscales que ronda el 10% del valor de escritura.
En caso de valorar la adquisición de una vivienda desarrollada, el futuro comprador deberá tener ahorrado al menos el 30% del valor de la vivienda. En caso de valorar la compra de una propiedad para autopromoción, el futuro comprador deberá tener ahorrado el 100% del valor de compra de la propiedad y el 30% del valor de la vivienda.

4) Una vez aceptado el precio de una compraventa, recomendamos firmar un contrato de reserva. Con este contrato, a la vez que el comprador podrá confirmar de su banco la viabilidad económica que le permitirá la compra junto con los ahorros de que disponga, el propietario vendedor podrá ir tramitando el título de propiedad, que por regla general en estas tierras será el de la declaración y adjudicación de herencia, el cual hará falta para permitir la inscripción de la transmisión a nombre del comprador en el Registro de la Propiedad.

Hoy en día lograr vender una propiedad no es ni rápido, ni fácil. Solo se consigue con esfuerzo, seriedad y preparación.